Laurus

El Entrenamiento en Suspensión es un tipo de entrenamiento en el que la fuerza es ejercida con la carga del propio peso del cuerpo, sin necesidad de utilizar otro adicional, sostenido con un arnés en el que pueden ir sujetos las manos o los pies, dependiendo del ejercicio.

Su propósito es ejercitar la fuerza y trabajar todos los grupos musculares, para fortalecer el cuerpo y mejorar la postura. Se compone de ejercicios de coordinación, fuerza, equilibrio, resistencia y flexibilidad, y se pueden realizar hasta 350 variaciones de movimientos.

Este entrenamiento puede ser utilizado por todo tipo de personas, no existe límite de edad, ya que los ejercicios se ajustan a cada persona. Cada uno incorpora los movimientos de la vida diaria: hacia delante, atrás, y diagonal, por esto, las sesiones se realizan de manera natural.

Dependiendo de la metodología utilizada puede usarse como una rutina cardiovascular o para trabajar la fuerza y potencia.
Para prevenir lesiones, es necesario que el entrenamiento sea supervisado de cerca por un instructor.

  • Fuerza
  • Resistencia
  • Velocidad
  • Potencia
  • Agilidad
  • Movilidad
  • Estabilidad
  • Reacción
  • Coordinación

  • Equilibrio
  • Acondicionamiento metabólico
  • Perdida de grasa
  • Hipertrofia
  • Tonificación muscular
  • Mejor postura corporal
  • Preparación para deportes
  • Pre habilitación de lesiones, ya que permite la profilaxis para evitar las futuras lesiones.

Randy Hetrick es el fundador de Fitness Anywhere, además de ser el principal precursor del TRX. Comenzó los entrenamientos de suspensión en los años 90’, pero no fue hasta el 2005 donde instauró y comercializó el TRX a todo el mundo. Fueron casi 15 años de estudios, profundización y mejoramiento del producto, no fue fácil, pero la idea siempre estuvo en bruto.

 

Randy Hetrick es un ex Navy Seal norteamericano y justamente necesitaba una forma para que sus colegas entrenaran y estuvieran en forma durante largas temporadas de misiones internacionales. Evidentemente, no es fácil acarrear pesadas máquinas y barras para ejercitarse en una instancia así, por lo cual a Randy se le ocurrió entrenar con su propio peso, sosteniéndose de un cinturón de paracaídas.

Son 55 minutos de entrenamiento que te llevarán a una mejora en los rangos de movimientos articulares, reduciendo dolores en puntos críticos como lo son los hombros, caderas, rodillas y zona lumbar. Se realizan con un máximo de 8 personas con asistencia permanente de un instructor certificado. Las clases son previamente planificadas ofreciendo un servicio de alta calidad y dinamismo.