Laurus
3 claves para sentirte seguro de ti mismo
02

02

La inseguridad es una emoción negativa que si no sabes manejar, va impedir que tomes decisiones importantes y que logres metas, sueños o propósitos en tu vida. La verdadera seguridad es una actitud y una forma de pensar, que no importa la situación en la que te encuentres, lo importante es que tú estás dispuesto a intentar superar cualquier obstáculo y confías en ti y en que puedes enfrentarlo.

No es lo que haces lo que te va mostrar lo seguro que eres, es lo que te propones hacer y qué estás dispuesto a hacer para lograrlo. No importa si te equivocas, si cometes un error, lo importante es que tú estás moviéndote hacia algo desconocido, y es eso, lo que te ayuda a ganar la verdadera seguridad.

La Coach emocional, Yusmairot Castilla, comparte  3 claves importantes para alcanzar la seguridad propia.
 

Primera Clave:

Expresa Afirmaciones: Cada día, expresa afirmaciones como: “Yo Soy Capaz” “Yo puedo lograr lo que me proponga” “Yo Soy una Persona Segura de mi misma”. Para que obtengas resultados con estas afirmaciones, repítelas una y otra vez, recomienda decirlas cada mañana al levantar, mirarte al espejo y decir las afirmaciones, hazlo con fuerza, con convicción, esto te ayudará increíblemente.
 

Segunda Clave:

Mejora tu Expresión Corporal: Cuando salgas a la calle, muéstrate seguro, camina con los hombros derechos y tu espalda bien erguida, muestra siempre una sonrisa y mira a los ojos a las personas con las que hables.

La persona insegura tiende a caminar encorvado, con la mirada hacia el suelo. Una persona que camina de esa forma y que no mira a los ojos cuando habla, no muestra seguridad.

Así que, tú sólo camina derecho, como si fueras un soldado. Lo ideal es que muestres la valentía de un soldado. ¿Te has fijado que los soldados caminan derechos cuando los ponen a marchar? eso se debe a que de esa forma muestran valentía.

Así que tú has de demostrar esa valentía, esa fuerza al caminar. Cada persona que te vea en la calle caminando con la frente en alto, los hombros derechos y la espalda erguida, te verá como una persona segura.
 

Tercera Clave:

Ponte retos pequeños: fíjate metas pequeñas, ve paso por paso, y a medida que vayas alcanzándolas, ve fijándote otras más grandes. Cada vez que logres un pequeño reto, felicítate, celébralo como si hubieras ganado la lotería, porque eso justamente es lo que te ha pasado, te has ganado la lotería de sentirte seguro y eso es algo que no todo el mundo tiene el privilegio de tener.

Verás cómo aplicando estas claves en tu vida, tú te sentirás más seguro y mostrarás esa seguridad a todo aquel que se acerque a ti.

 

Por: María M. Lucena
Periodista